Reserva Ecológica
Costanera Sur
Ciudad Autonoma de Buenos Aires
República Argentina
 
Asociación Civil Por la Reserva
-Vecinos Autoconvocados -
 
En Por La Reserva Internet

LIBRO DE VISITAS

 

15 de Junio de 2004

MEDIO AMBIENTE: DATOS DE UN INFORME OFICIAL

En tres años, la Capital Federal sumó 102 espacios verdes

 


Muchos eran terrenos ferroviarios. Desde 2001, la relación metro cuadrado por habitante viene creciendo. Sin embargo, sigue lejos del estándar que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

 


Elena Peralta.
eperalta@clarin.com

Durante décadas sólo tuvieron escombros, vías muertas o autos pasando a toda velocidad. Hoy tienen pasto, flores y juegos para chicos. En los últimos tres años, la Ciudad sumó 102 espacios verdes, un 5% más en su superficie total de plazas, parques y canteros.

El dato se desprende de un informe de la Secretaría de Producción, Turismo y Desarrollo Sustentable porteña, que fue presentado ayer en la Reserva Ecológica, en una jornada internacional sobre forestación arbolado urbano. Así, subió casi medio metro cuadrado la relación entre los porteños y sus espacios verdes.

La ecuación se saca dividiendo la superficie verde de una ciudad por su densidad demográfica. Hoy, Buenos Aires tiene 1582,83 hectáreas de plazas y 2.776.138 habitantes. Lo que da un promedio de 5,72 metros cuadrados de espacio verde por habitante. En 2001 el resultado daba 5,4 m2/h. Aunque en alza, el número sigue siendo muy inferior al estándar indicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recomienda un mínimo de 10 m2/h por persona. Y está bien alejado de otras ciudades del mundo con mejores notas desde el punto de vista ambiental. Amsterdam, por ejemplo, tiene 30 m2/h; Curitiba 25 m2/h; y Varsovia, 18m2/h.

Los especialistas coinciden en que aquí la cosa viene mal barajada casi desde que llegó Garay. "Es una ciudad que creció muy desproporcionadamente. Hoy asistimos a la paradoja de estar en una de las áreas más fértiles del país y con una de las mayores carencias de espacios verdes. Es altamente positivo que se haya podido recuperar esta cantidad y debe ser una política a largo plazo de la Ciudad. Hay que aprovechar hasta el mínimo espacio para recuperar ecosistema ", dijo Claudio Bertonatti, naturalista de la Fundación Vida Silvestre.

Con los 102 nuevos, en Buenos Aires hay 1.020 espacios verdes que van desde bulevares hasta parques. El más grande es la Reserva Ecológica, que con 360 hectáreas ganadas al río se lleva el 23% del césped de la ciudad.

La lista de los nuevos (ver Dónde están) incluye, entre otros, 4 parques, 38 plazoletas, 34 canteros centrales, 6 jardines, y 4 patios recreativos. "Sabemos que nos falta para llegar a los estándares internacionales —admitió el jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra—, y la política es que cada terreno que gane la Ciudad se destine a un espacio verde. Por eso son tan importantes los convenios que firmamos con el ONABE". El ente, que pertenece al Estado Nacional y se encarga de administrar los bienes ferroviarios, fue uno de los principales proveedores de terrenos libres para agrandar la lista. Detrás de todos se repite la misma fórmula: vecinos que se juntaron para transformar un baldío en la placita del barrio.

Desde hace varios años, un grupo de asociaciones vecinales de Caballito no se cansa de pedir cada retacito vacío de manzana para una plaza. María Angélica Rodiño, una de las pioneras, formó hace 19 años la Unión Vecinal Larralde y puso una plaza pública en el jardín de su edificio, en Larralde y Yerbal. "Somos muy celosos en el cuidado del espacio verde —dice— porque tenemos muy poco, y bastante descuidado". Entre los últimos logros de las entidades barriales de Caballito están las plazas René Favaloro y Giordano Bruno.

Caballito es uno de los barrios con el menor índice de espacios verdes y comparte la cola del ranking con Once y Villa Crespo. Los vecinos de La Boca y Barracas no la pasan mejor. Según el mapa del Gobierno (ver Zona...), les corresponden 2,57 m2/h, la tercera parte de lo que deberían tener según la OMS. Desde hace años, sus asociaciones vecinales reclaman un parque en los terrenos detrás de Casa Amarilla. "Nuestro problema no es sólo que tenemos pocas plazas, sino que las que existen, como la Ministro Brin y la Gaboto, están estropeadas —cuenta Diana Cabrera, vicepresidenta de la Universidad Popular de La Boca—. El Lezama siempre fue el parque tradicional de la zona, pero ahora está totalmente ocupado por vendedores ambulantes".

El estado de las plazas es una de las principales críticas de los ambientalistas. "En casi todas faltan las placas de bronce de los monumentos, y los árboles y los canteros están deteriorados. Hay que tomar conciencia de que los parques son parte del patrimonio de la Ciudad y el Gobierno debe cuidarlos", agrega Bertonatti.

Entre los planes para seguir agregando espacios verdes, las 16 hectáreas en las que estaba el obrador de Covimet, la empresa que construyó la autopista a La Plata, pasarán a engrosar la Reserva Ecológica. Además, las nuevas concesionarias de la recolección de basura —que empezarán a trabajar en noviembre— estarán obligadas por contrato a construir espacios verdes.

Tener o no un parque cerca agrega mucho más a la vida de los vecinos que un lugar donde pasear el perro. Las ventajas van desde la revalorización inmobiliaria hasta la amortiguación de los ruidos y la defensa contra la contaminación. Suman un punto más en la calidad de vida, una ecuación que no siempre da 10 para los porteños.

Los más y los menos

Claudio Aisenberg
caisenberg@clarin.com


Más verde. Más puntos de encuentro para vecinos. Más pulmones urbanos. Más recreación, paseos y sosiego. Más atajos floridos para que transiten los enamorados. Más diversión para los chicos. Todo eso, entre otras alternativas, ofrece cada espacio verde que se incorpora a una ciudad. En ese sentido, que Buenos Aires tenga 102 nuevos parece una buena señal. Pero igual falta: se está lejos del índice mínimo establecido por la Organización Mundial de la Salud. Y el estado de muchos parques y plazas acusa un recurrente toque de atención. La ecuación es sencilla: sumar y cuidar.

Temas relacionados:
Relación de Espacio Público Verde por habitantes de Buenos Aires y otras Ciudades
Conozca la Reserva Ecológica Costanera Sur
Plan de Manejo de la Reserva Ecológica Costanera Sur
Asistentes a la Reserva Ecológica Costanera Sur

Temas relacionados


Atras Inicio Añadir a favoritos Enviar comentario o sugerencia Recomendar a un Amigo Facebook
Asociación Civil Por la Reserva Vecinos Autoconvocados