Reserva Ecológica
Costanera Sur
Ciudad Autonoma de Buenos Aires
República Argentina
 
Asociación Civil Por la Reserva
-Vecinos Autoconvocados -
 
En Por La Reserva Internet

LIBRO DE VISITAS

 

Ley Nº 24.605

DIA NACIONAL DE LA CONCIENCIA AMBIENTAL

Ley Nº24.605
Declárase el 27 de septiembre de cada año "Día Nacional de la Conciencia Ambiental".
Fecha sanción: 7/12/1995
Fecha publicación: 10/1/1996
Artículo 1°: Declarar "Día Nacional de la Conciencia Ambiental" el 27 de septiembre de cada año en memoria de las personas fallecidas como consecuencia del escape de gas cianhídrico ocurrido en la ciudad de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, el 27 de septiembre de 1993.
Artículo 2°: A partir de la vigencia de la presente ley, todos lo años en dicha fecha se recordará, en los establecimientos educativos primarios y secundarios, los derechos y deberes relacionados con el ambiente mencionados en la Constitución Nacional.
Artículo 3°: Las autoridades públicas que correspondan, adoptarán las medidas pertinentes destinadas al permanente recordatorio de las víctimas fatales.
Artículo 4°: Comuníquese al Poder Ejecutivo.



Noticia publicada en Clarín el 30 de septiembre de 2000.

Siete años después que un escape de gas causó la muerte de siete personas, los familiares de las víctimas tienen "una sensación de desprotección e impunidad", ya que la Justicia no halló responsables.

El hecho, ocurrido en Avellaneda el 27 de setiembre de 1993, fue producido por un vertedero industrial clandestino de arsénico y ácidos, el cual —según el secretario de Política Ambiental bonaerense, Ricardo Rodríguez— funcionó como una "bomba ecológica", causando emanaciones tóxicas en un hogar familiar. El impacto de la tragedia llevó a que en su recuerdo, en 1996, se estableciera el 27 de setiembre como el Día Nacional de la Conciencia Ambiental.

En nuestro país no es aún fuerte y profunda la conciencia acerca de la necesidad de proteger el medio ambiente, y ello es el resultado de una larga historia de maltrato sobre nuestro entorno, lo cual se ha reflejado en la dilapidación de nuestro patrimonio forestal, en la contaminación de las aguas de numerosos ríos y en la depredación de especies animales que corren peligro de extinción. También se expresa en el mantenimiento de pésimos niveles de contaminación del aire y en el crecimiento de la contaminación sonora. Además de degradar el entorno y deteriorar las condiciones en que transcurre la vida cotidiana, la incultura que lleva a degradar el medio ambiente causa lesiones y muertes, como dolorosamente lo demostró lo sucedido en Avellaneda siete años atrás.

Desarrollar la conciencia ambiental debe significar producir un cambio en la cultura de los ciudadanos para que resguarden y hagan resguardar el medio ambiente. Para concretar este cambio, la educación y todos los instrumentos de comunicación deben y pueden ejercer una tarea más significativa que la que actualmente se lleva adelante. Además, es imprescindible que las autoridades ejerzan una mayor vigilancia y controles más efectivos para prevenir los daños ambientales.

Por otra parte, resulta imprescindible que la Justicia contribuya a la preservación del medio ambiente a través del castigo en forma ejemplar a quienes realizan actos de degradación del entorno y, especialmente, cuando se pone en riesgo la vida humana o se causan lesiones o muertes.

El sistema judicial argentino, como es bien sabido, es altamente ineficiente y contribuye a que la ciudadanía sienta una sensación de impunidad por su bajísimo nivel de rendimiento. A esta falla genérica se le adiciona otra, sumamente grave: la falta de una tradición tribunalicia que preserve firmemente el medio ambiente.

 

Atras Inicio Añadir a favoritos Enviar comentario o sugerencia Recomendar a un Amigo Facebook
Asociación Civil Por la Reserva Vecinos Autoconvocados